16 jun. 2019

Donde confian en vos, donde te escuchan y no te dan la espalda, donde siempre hay un abrazo esperándote, donde el beso es el primero en relajarte. 
Donde te dan asilo y respaldo, en donde te sostienen en tus momentos de angustia. Al que vas a buscar para sentirte mejor. El que con una mirada te alegra el corazón. 
Ese es. Ahí es y lo sabes: el amor. 

15 jun. 2019

Sintiendo. Que a pesar de la distancia, el amor lo puede todo. No importa cuántas barreras se quieran cruzar, ni cuántos caminos se hayan caminado mal: Si el amor está, se puede. Todo se puede.  El amor no tiene que ser contacto constante, ni palabra constante: El amor debe sentirse, mirarse, contemplarse. Porque está dentro de cada uno, y nadie puede interponerse cuando dos personas están conectadas por el alma. Cuando dos personas están seguras de lo que sienten y lo que quieren, es absurdo.
No se busca fuera lo que se encuentra dentro. 
Y no es necesaria la palabra constante, sino el sentir constante, el compartir constante, el sonreír constante: Todo eso lo mantiene firme, lo tira hacia adelante. 

Sentir.
Sin pensar.
Sin mirar ni buscar más alla.
Sentir el momento, sentir lo que es bello. Aprendí que es así: sentir.

Y mucho es gracias a vos.

12 jun. 2019

Autocuestionate. Sabés que la mayoría de tus pensamientos están atados a una vieja narrativa: en donde otros te despreciaban, en donde veías el maltrato que te atrapaba y no quería soltarte. Entonces tus pensamientos te atormentan porque es tu pasado el que se encarga de que sea así. Si no soltás eso, no esperes que esos pensamientos se vayan. Sabés de dónde vienen. Sabés por qué. Sabés que las necesidades que tenes hoy son producto de un pasado de carencia. Entonces abrazate, sí: vos, a vos. Porque no hay mejor manera de sanar que la autoaceptación. Vos con vos. Y para vos.
No busques en otro la saciedad. El otro puede ser un par, un plus. El problema es cuando lo sentís parte de tu necesidad, cuando tapás tus carencias buscando que alguien te abrace, cuando vos sos el que no se está abrazando. Mirate. Querete. Saciate. Sabé que todo en tu vida puede ser un condimento, pero el complemento sos vos.

1 jun. 2019

Abundancia

Ella iba loca, buscando abundancia
su cabello despeinado deslumbraba la vagancia
Su cordura se notaba y desataba fiel sonrisa
Y dónde iba no importaba si total no había prisa

Qué?

Ella no sabía dónde estaba el norte
El destino era su interior
No interesaba el transporte
Su vida se llenaba de falsas ilusiones
Su cuerpo no entendía nada de razones

Por qué?

La habían lastimado sin importar sus sentimientos
Ella ahora sólo recuerda haber perdido el aliento
Sus pies rozan un débil cimiento
Y en cualquier momento...
El derrumbamiento.

Entonces no juzguen cómo ella camina
Ella hace lo que puede, todo lo imagina
A veces piensa fuera de razón 
Y lo único que daña es su corazón

Hoy por hoy busca discernimiento
Un certero y propio asentamiento
Busca amor en su interior,
Y que desaparezca su temor.



-M

Nadie, nadie te puede decir quién sos. Porque vos misma te hacés día a día, vos misma caés y te levantás.
De vos depende tu futuro. Tus relaciones, tus amistades. Tus decisiones con respecto a ellas. Caminás para adelante, sin querer mirar para atrás, pero a veces es maduro echar un vistazo, reconocer todo aquello que te lastimó, reconocerte parada en un presente en el cual las cicatrices están, pero vos podés contra ellas.
Sé que en este momento no me querés escuchar, sé que lo ves lejano, el poderte sanar de todo aquello que te movilizó y te hizo sentir perdida. Pero quién dijo que hoy no es el momento correcto para empezar? Para empezar una nueva vida, un borrón y cuenta nueva, en donde tus viejas cicatrices sean sólo eso, cicatrices: no prejuicios, no inseguridades, no planteos y replanteos... 
No dejes que el resto sufra tus inseguridades! Quedátelas para vos, trabajalas, entendé que el alrededor no tiene por qué sanarte. Sos sólo vos, vos contra el mundo si se quiere, vos formándote en este día a día.
Querete. Cada día un puchito más. Porque te hace bien y porque vos podés.
Desnuda. Me siento desnuda. Tal como si mi cuerpo se hubiese separado de mi alma, y no fueran todo uno. Quizás si. Quizás me sienta algo insegura, no puedo congeniar mis sentimientos, mis pensamientos me invaden.
No, de verdad no quiero que me invadan, pero es ése el momento en el que debo frenarlos y no sé como, no sé qué hacer, cómo evadirlos, para dónde ir.
Busco ayuda en los demás, y no, eso no es lo mejor, y lo sé. La única ayuda está en mi interior, debo ahondarla, buscarla, trabajarla y encontrarla...
Ciertos traumas de un pasado me han dejado diversas cicatrices, en donde mi integridad y mi seguridad (mejor dicho autoestima) se destruyeron con el tiempo, y ahora necesito encontrarlos, hacerlos uno, sentir que soy una con ellos.
Quizás tapé, sí, tapé todo este tiempo una inseguridad que me invadía, plasmándola en alguien más, intentando perfeccionar el afuera, algo que no tenía absolutamente nada que ver con lo que en verdad era perfeccionarme a mi. Y me perdí en eso, y no sólo me perdí sino que también me lastimé más, generé nuevas inseguridades, nuevos sentimientos de insatisfacción conmigo misma, nuevos pensamientos negativos sobre mi.
Y me apoyé en alguien, que no hizo más que saciar dichas inseguridades, dándome amor, haciéndome sentir valiosa, pero ahí tampoco estaba la solución: porque era otra vez yo, tapando con palabras de otra persona mis lágrimas más profundas.
Quizás necesité un duelo. Un duelo que jamás obtuve, por circunstancias de la vida y por cómo se fueron dando las cosas. No, tampoco digo que me arrepiento, pero quizás nunca tuve demasiado tiempo cara a cara, frente a frente conmigo misma como para decir "Okay, ésta soy yo." y siempre me plasmé o me apoyé en alguien más.
Hoy lo padezco. Plasmando mis inseguridades en cualquier situación que me rodea, en cualquier individuo con el que me cruzo, y no, no está bien. No quiero que suene como un padecimiento, sino como algo que estoy transitando, espero que en un futuro me encuentre conmigo misma y finalmente pueda mirarme al espejo y decir "Ésta soy!!" sin que nadie más esté ayudándome.

Y abrazarme
y así quererme
y por fin sentirme plena.

29 ene. 2019

Por qué culpar al viento? Si la escencia la tienen las nubes, las hojas verdes flameando en el paisaje, tu pelo despeinado. Por qué culpar a la lluvia? Si la puedes disfrutar bajo un tejado de chapa, en la noche, alumbrada por la luna.
Por qué mirar fuera? El problema está en ti. Admítelo mujer, mírate al espejo. Y no más con odio, sino con fuerza. Sabiendo que puedes. Sabiendo que eso que todos exponen no es verdad. No es tu realidad. Porque tu realidad la construyes tú, nadie más... verdad?
El cambio sale de ti. Cuando te sientes llena, no necesitas que te llenen. Cuando no sientes odio, afrontas todo de distinta manera. De verdad pensabas que eran todos en tu contra? Si, quizás era asi: porque tu lo pensabas así.
Hoy, has cambiado tu pensamiento. Ves más cálido, verdad? El viento ya no es el problema, tampoco la lluvia: tu sabes como sobrellevarlos. Tu afrontas todo con una sonrisa. Tu haces oídos sordos a comentarios atormentantes. Tu le sacas el lado positivo a las cosas. Ves por qué digo que depende de ti? Porque nadie sabe controlarte más que tu misma.
No pretendas que el otro te trate bien. Si no lo hace, está en ti darle la reacción correcta. Toda energía es interna. Atraes lo que piensas. Si piensas negro, no esperes más que negro.
Entonces crees que te has transformado, verdad? Cuando cambias el chip... de verdad sientes que has evolucionado, que de larva has pasado a ser mariposa.
Felicitaciones muchacha, poco a poco lo vas logrando!

27 mar. 2018

Los días parecen oscuros, verdad? Te despiertas y sales a caminar como si no hubiera mañana. Acaso no entiendes que el tiempo gira, evoluciona y nunca deja que te detengas? Quizás tu buscas un cambio, caminando sobre la misma vereda día a día. Lo pides, lo imploras y tu mente no entiende el por qué. Estás nublada, niña, no entiendes cuál es el camino, verdad? En un mundo en el que te sientes tan pequeña, cómo querer buscar un cambio va a serte fácil?
Frenas. Miras a tu alrededor. Si tu paisaje te ayuda, sonríes sin entender por qué. Por qué esas hermosas vistas pueden hacerte sonreír. Cómo un paisaje bonito puede cambiar tu humor cuando tu mente está tan gris, tan mezclada. Quizás lo que querías ayer no sabes si lo quieres hoy, si lo querrás mañana. Cuál será tu destino, si lo que pensabas ya no es así.
Basta niña, vamos, deja de pensar. Te hace mal ser tan bonita y joven y preocuparte de más. Agárrame de la mano. Toma, un cigarro. No es un buen hábito, pero ayuda de vez en cuando. Piensa: tus preocupaciones son tan grandes como lo es el mundo? Lo que te esta pasando a ti, en verdad nos pasa a todos. Todos estamos confundidos, en algún momento del día. Hay tardes en las que miro mi reloj, luego mi café, y no entiendo por qué el tiempo avanza tan rápido y nada cambia. Pero sabes qué, jovencita? El hecho de que algo cambie es tan ambiguo que quizás tu mente puede solo cambiarlo. No, no me refiero a que te vuelvas loca, no es eso. Simplemente para dejar de tener tu mente gris, quizás debes empezar por creer que no la tienes gris. No se si me explico, quizás este siendo absurdo.
Mira, creo que todos los días pueden pintarse de color sin necesidad de un paisaje bonito. Si estas en el centro de la ciudad, rodeada de edificios viejos y descuidados, simplemente cierra tus ojos unos segundos... ves? Todo puede ser del color que vos quieras, sólo debes verlo distinto.

12 sept. 2016

No me involucres
En tus juegos tan perversos de querer tergiversar la realidad

No me involucres
En tus manías adictivas sospechosas de decretar

No me involucres 
En tus llantos cada noche luego de no dejar de divagar

No me involucres 
En tu piel como para que sienta lo que vos no podes callar

No me involucres
Porque no soy quien para tomar partido en esto
Porque ya no se lo que es cierto o incierto
Porque la verdad no quiero juzgar
Ni pensar
Ni puedo gritar, ni callar

No me involucres
Porque noche a noche día a día sueño con tus locuras
Porque ya no me interesa si sus brazos rozan tu cintura
Porque soy exenta a tomar todo tipo de postura
Porque lejos estoy de querer perder mi cordura

Por eso,no me involucres!
En tus juegos perversos de querer hacerme entrar
En un mundo tan pequeño donde no se puede estar
Entre un par de paredes que no pueden evitar
Escuchar los gritos fuertes que me provocas al hablar

Basta
De parecer tan nefasta
De hacerme sentir que sos la que contrasta
De creerme ser entusiasta de tus pensamientos, bassssta!

28 jul. 2016

Y ahora te tengo a vos. A una persona tan brillante,que me mira a los ojos y puedo ver su amor, mi amor, el amor que está rondando entre nosotros. Puedo sentir todo con vos, desde ternura hasta el sentimiento más lindo del amor, con vos voy aprendiendo (poco a poco, pero voy aprendiendo) que me pueden querer bien, que el amor verdadero existe, que todavía hay personas con corazones de oro, y que vos sos una de ellas.
Que cuando me apoyo en tu brazo siempre me devuelvas un beso, y que por más enojado que estés por las pavadas que hago, me demuestres que todavía te puedo sacar una sonrisa. 
Que con vos haya aprendido que me puedo reír más de lo que creía. Que cuando te rías me agarren escalofríos. Que me hagas sentir tanto el amor, que haya aprendido tanto a amarte así.
Que después de haber sufrido tanto me tomes la mano y me prometas no soltarla por nada en el mundo. Que me aceptes como soy y que confíes en mi. Que seas tan vos, tan único, tan lindo en todo sentido. Que con vos pueda ser yo! 
Que me respetes, que me protejas, que me hagas sentir cuidada, acompañada. Que me banques mis locuras. Que me acompañes aún cuando estoy súper irritable.
Que te hayas apoyado en mi. Que me hayas dado ese lugar. Que en tu corazón esté yo. Que en mi corazón estés vos. Que nunca te vayas. 
Que siempre estemos así de juntos, que el amor persista siempre de esta manera. Que tus ojos nunca me dejen de mirar así, porque juro que muero.

30 jun. 2016

cuando. cuando la tristeza hace a las mejores lineas. cuando el sufrimiento y el paso entre el saber y no el saber que sentir ni que decir es tan profundo. cuando sabes que si no sos vos quien te cuida nadie lo hace. a menos que alguien quiera. y asi seguis. buscando ese ser que mas alla de importarle si mismo le importes vos. como si fuera facil, cuando vos misma sabes como sos.
pero el abismo y la tristeza superan todo aquello que pueda hacerte sentir bien. no querés controversias ni cambios de motivo. el no preocuparse no tiene un motivo. ni una excusa. ni una justificación. si vos querés, amas, amas con todo. no solo con una pizca, dando aquello que el otro espera recibir. sino amar, amar a tu manera, de forma contundente, que retumbe, que hasta el alrededor lo sienta.

ni un minuto mas me quiero sentir desquerida. ni dos segundos mas a sentirme descuidada. porque eso arruina. el alma. el corazón y hasta la expresión que dia a dia te acompaña por la calle. se nota. la gente lo nota.

29 may. 2016

Uno

El estudio estaba frío... eran pasadas las diez de la noche. Ella se sentó en su sofá, tomó un sorbo de café y suspiró. No podía creer que el teléfono todavía no sonaba. Y es que no iba a hacerlo, pensaba, si ya era demasiado tarde, si quizás no se atrevía a hacerlo... Se consuela. Mirando hacia la ventana, la luna brilla en su inminente soledad. Intenta distraerse.
Al rato, abre su cuadernillo y lee las anotaciones del día anterior. Casos y casos que no dejaban de agotarla. La tensión y la desesperación por resolver problemas ajenos se estaban apoderando de ella. Somnolienta, se levantó hacia su dormitorio. Prendió su velador y agarró el primer libro que encontró para luego tener compañía al acostarse. 
Llegadas las once, decide no esperar más y conciliar el sueño, pues la semana y sus meras obligaciones iban a tocar su puerta al día siguiente. 

La mañana era lluviosa. Marga abrió lentamente sus ojos y pudo divisar un leve rayo de sol proveniente de la ventana. Bostezó.

Bajó las escaleras y se preparó un café. En el primer trago el teléfono sonó. Sin volcarse, Marga corrió a atender. Y finalmente llegó.

-Hola ¿Con la Lic. Marga Echevarria?
-Si, ella habla.
-Soy Fausto Olmos, la doctora Rodríguez me env...
-Si, sí... me comentó. ¿Cuándo querés que arranquemos? -Marga estaba entusiasmada
-Eh... no sé ¿Este martes temprano?
-OK. Martes 9hs te espero en mi consultorio.

Al colgar el teléfono, sonrió. Pensó que ella no iba a ser la elegida para tomar este caso, y sin embargo así fue. Juntó todos sus apuntes y comenzó a leer. Quería saber cómo tratar a un paciente de semejante personalidad. No cualquiera tiene la oportunidad de atender a un famoso recién salido de un hospital psiquiátrico.

13 mar. 2016

Dichos del alma

En un instante supe que no necesitaba nada más. Que quizás andaba hurgando en una superficie inútil, en donde no iba a encontrar absolutamente nada favorable. 
A veces me sucede, que me empecino en las situaciones,actos o pensamientos que en el fondo sé que me hacen mal. Algo así como si me dejara controlar por alguien más,que soy pero a la vez no soy yo. Dejo que mi inconsciente impulsivo decida por mi, cuando es en realidad mi noción la que me debería estar guiando en este momento (y casi siempre)...
Mi cabeza es un nudo. Pero no un nudo de esos fáciles de desatar. Tengo uno y mil pensamientos que se entrecruzan y al fin y al cabo no se llega a nada. Es por eso que suelo precipitarme tan seguido, suelo sacarme de quicio... y tengo poca paciencia. ¿Qué me sucede? Si en el fondo yo sé qué es lo que quiero para mis días, para mi vida. Quiero ser feliz, debo librarme absolutamente de todos esos pensamientos superficiales y poco necesarios.
Soy también consciente de que todas las personas decimos "quiero ser feliz" cuando en realidad quizás ya lo somos, pero nos dejamos inundar por pensamientos que nos hacen infelices. Quizás malos recuerdos, quizás inseguridades, preocupaciones, deberes. De veras nos olvidamos de lo que en verdad importa... Y qué tonto suena, que un pensamiento pueda generar todo eso, que una persona no pueda ser capaz de controlarse, que nos preocupemos más por lo que pasó, por lo que pasará, que por lo que está pasando...

12 feb. 2016

No quiero saber de tiempos. Ni de horarios. Sólo quiero tranquilidad.
En un paisaje tranquilo, azul, de tarde... en donde pueda sentir paz. 
Siento que me falta, que no la tengo, que no puedo alcanzarla.
Y sé que no hay culpables, eso lo tengo bien en claro, hay algo dentro de mi que no funciona bien.
Quiero encontrar esa salida. Sé que depende de mi. De nadie más. Pero estoy cegada, negada, atosigada. 
Es una fuerza interior la que necesito, la fuerza de voluntad, en donde pueda controlarme y así no dejarme llevar. No quiero alejar a quienes quiero por más que parezca. No es eso lo que busco sino el sacar los rencores que de verdad tengo y poder cambiar. Cambiar para mejor, para dejar de lamentarme por lo que me pasó, y empezar a pensar en lo que se viene. Que a la vez sé que son cosas hermosas. 
Que a la vez sé que encontré esa persona.
Que sé también que no quiero desperdiciarla. Por más que parezca que intento alejarla.

Tengo esa costumbre de aniquilar lo que quiero. Porque quizá no creo en el amor, y cuando todo esta al cien por ciento bien, desconfío. Y cualquier pieza que pise en falso se torna un caos para mi.
Pero de una vez tengo a alguien que sabe valorarme, a pesar del terrible desastre que soy. Por ende tengo que aprender a lidiar con esa persona que tanto quiero. Pero el problema no es la persona sino mis vivencias, que hacen que todo sea más difícil. Una mínima pizca de retrogrado o recuerdo al pasado y ya no quiero saber más nada. 
Sí, sí... soy muy extremista.

Siempre suelo decirle esto a las personas: ¡¡¡¡basta de maquinear!!!! y este es mí tiempo de dejar de hacerlo.

r e l a j a r 

31 ene. 2016

Y despertaré.
Quizás a la una, a las diez tal vez.
Pero con vos en mi cabeza, con tu esencia en mi ser.
Despertaré junto a tu piel radiante que brilla amanecer.

Y en la mañana pienso que sin tanto luzco, que con poco entiendo.
Que en tus ojos yo me encomiendo.
Que la raíz de tu tez no entiende de apuros.
Que el resonar de tu alma sabe qué clase de amor te juro.

No quiero tiempos ligeros, ni amor malgastado.
Tus manos quiero sobre mi cabello despeinado.
Tus besos miel, mi flaqueza cruel.
En tu pecho suave voy a desvanecer.

17 ene. 2016

ése lugar.
tan bonito, tan único, tan incondicional que me das.
el lugar que nunca jamás me dió alguien más.
el lugar que siempre voy a cuidar sin poder desperdiciar.

ésos ojos.
tan color café que sigo diciendo me vuelven loca.
tan dulces como el sabor de tu boca.
orgullosa de saber que a mí me tocan.

nunca pensé que iba a conseguir el lugar que tengo hoy,en el corazón de otra persona. siempre fue un lugar que quise, obviamente, porque es tan brillante que no puedo evitar sonreír. el saber que poseo un corazón gigante en mis manos me llena de alegría, el poder cuidarlo, aunque a veces con mi torpeza estropearlo. 

siempre, siempre quiero conseguir estar a tu lado. nunca lejos, porque es en tus brazos que me siento protegida como nunca antes me sentí. se que siempre va a haber un mañana, sin importar si hay alguna disparidad. vos siempre harás lo imposible para que yo esté bien, como yo siempre lo hago por vos. 

orgullosa es poco de tener día a día esos brazos que me sostienen, que saben al cien por ciento que soy propensa a caer, pero siempre mantienen esa fortaleza.

hoy me siento mujer, porque al lado tengo un hombre. un hombre que sabe como tratar a una mujer, que sabe cuidarla, protegerla, hacerla feliz. y creo, es lo que cualquier mujer desearía tener.
 

+

Muchas veces creo que, al no poseer el mejor ejemplo de amor, voy a tropezar cien mil veces hasta conseguir ser estable. Y es verdad,nadie lo puede negar. El estereotipo que uno posee siempre cataloguiza a la persona en una relación... Pero juro que a tu lado las cosas son diferentes. Me ayudas a sacar lo mejor de mi, aunque a veces me cueste muchísimo. Y si bien hay veces que soy una loca de remate de esas que merecen estar en un manicomio (y vos lo sabés, si lo estás leyendo sonreís), vos siempre estas ahí para reaccionar de la manera exacta.

Sé que soy una persona difícil, lo se perfectamente, porque nunca puedo estar en un humor constante, soy muy cambiante... Pero admiro tu manera de sobrellevarlo, de hacerme sentir cómoda aunque me sienta incómoda (qué complicada, no?)

Gracias por llegar a mi vida y hacer de mi día a día mucho mas feliz. Porque con tu sonrisa podés alumbrar hasta un desierto en plena noche....

20 nov. 2015

El saciable hecho de una infeliz inmortalidad.

Recorría calles vacías. Ya no sabía en dónde se encontraba, era tal el desconcierto que ni una intuición podía guiarla. Ella, siempre tan insegura, entrelazaba sus dedos en las raíces de su cabello, a modo de desesperación. No encontraba nada que la dirigiera, ni nadie que le sugiriera hacia dónde orientarse.
Era el viento, que la mantenía loca, y no loca nerviosa, sino loca desesperada, intentando refugiarse en un mundo vacío. Si, vacío porque ella ya no creía en nada, ni en nadie... se sentía vacía. En semejante situación desesperó. Intentó correr pero ahora eran sus piernas quienes la detenían. No podía creerlo, que su propio cuerpo la limitara, tal como si sus sentimientos no concordaran con las órdenes enviadas por su cerebro.
Ya desconcertada, miró al cielo: el ocaso caía sobre la tarde helada. Sin poder soportarlo, suspiró. Ya no encontraba salida, su cabello comenzaba a deteriorarse, el viento la despeinaba, ella se largó a llorar.
Era su llanto, que desarmaba. Tanta congoja llevaba dentro, no podía controlarse. Como siempre, embroncada, se arrancó mechones de pelo. Ya nada le importaba. Era tal la ira, la desilusión, que nada podía frenarla. Lloraba, miraba al cielo, volvía a llorar.
A lo lejos de la carretera, ya de noche, se prendió una luz. Ella sentía que el viento disminuía. Ató su cabello rizado y comenzó a caminar. Ahora sí podía hacerlo, se sentía extraña. Y no extraña porque ya podía caminar, sino extraña de corazón, algo sentía y no sabía qué.
La luz la esperaba. Estaba ahí, como buscando que ella la alcance. Ella no creía que iba a poder lograrlo. Y claro, si toda su vida había sido pausada, inconstante, infeliz. Caminaba, caminaba y poco a poco se sentía más aliviada. Ya había señales de que no estaba sola. De que al menos, una luz la acompañaba. Y para ella, esa luz era algo bueno, algo que brillaba tanto lejos como cerca.
Iluminada y con su cabello ya recogido, no pudo evitar encandilarse. Detrás de tanta oscuridad era imprescindible no ilusionarse. Al llegar, hubo un mínimo gesto que la impactó. Esa luz ya no era lo que parecía, era más: era profunda, amarronada, con un círculo tan negro que le llamó la atención. Al mirarla ella se sorprendió, no podía creer lo que había encontrado. Poco a poco comenzó a sentir que su alma regresaba a su cuerpo que andaba ido, perdido en una calle sin final. Miraba tanta profundidad que se sentía obligada a acelerar. La luz se enfrentó a ella, y en un cuarto de segundo, parpadeó. Fue ahí cuando comprendió que, la infinidad existía en dos ojos, los cuales por el resto de su vida, la incitaron a seguir adelante.

6 nov. 2015

Tu manera de sonreír. Tu mirada sincera, esos ojos color café, esa simpatía que transmitís. Tus abrazos y la manera en que me acaricias, la manera en la que me miras, me quiero quedar justo ahí.
Nunca conocí alguien que tenga tanta transparencia en su mirada, que con sólo ver sus ojos también pueda ver su enorme corazón. Enamorada de tus sentimientos nobles y cien por ciento verdaderos.
Es el saber que estas ahí, que estarás ahí, que el lugar que tenes en mi vida no va a ser ocupado por nadie más. El querer un futuro junto a vos, porque sos vos quien me amarra y me ayuda día a día a "ser yo". Un apoyo incondicional que siempre necesité, el saber que puedo hacer lo que quiero de la mano de quien amo.
Gracias por esas sonrisas increíbles de mañana, de tarde, de noche... por siempre la predisposición ante el caos, por tener la increíble capacidad de hacerme feliz siendo vos mismo. Y primero, ante nada, gracias por hacerme tan feliz como nunca nadie antes lo hizo.
Si bien cada uno arrastra sus miedos, al día de hoy soy capaz de decir que sos la persona que mejor supo curarlos, que mejor sabe hacerme sentir segura de que lo que tengo no lo voy a perder, que es completamente mío y que lo va a seguir siendo por más distanciamiento que haya. Quiero crecer con vos, porque sé que sos lo mejor que pude haber conocido, la persona que tanto me sorprende por lo igualita que es a mi, y con las mínimas diferencias me sabe complementar como nunca nadie lo supo hacer.
Si hoy llevo una sonrisa de oreja a oreja es porque vos la generás. Agradecida de sostener la mano de un hombre con todas las letras, emocionada por sentirme tan querida.

Te amo hoy, mañana, pasado, tras-pasado,...

6 oct. 2015

Cuesta tiempo entender que unas palabras bonitas no siempre salen del corazón.
Que unas manos tibias no siempre son sinceras.
Que un abrazo no siempre es desinteresado.

Una vez pensé que el amor era lo que uno sentía por el otro. Es decir, el sentimiento que yacía en un sólo corazón y la entrega al cien por ciento de un sólo alma.  Qué absurdo, de esta manera nadie podría verdaderamente AMAR, porque para amar no sólo importan los sentimientos de uno, sino también del otro. Si el amor fuera únicamente unilateral se transformaría en un sentimiento egoísta, rencoroso, abrumador. Uno mismo es consciente que para amar se necesitan dos almas.  Pero decir "dos almas" no es referirnos a dos personas comunes y corrientes, sino dos seres que sepan entregarse y respetarse. Porque al fin y al cabo, el amor  sin respeto no es amor verdadero.
Qué clase de amor es aquel que deja paso al sufrimiento? Es un mito creer que el amor lleva a sufrir.  Dos personas enamoradas no sufren. Hacer sufrir al otro no es quererlo, como también dejarse hacer  sufrir es no tener amor propio.
Y de aquí las mil cosas que se confunden con amor.  No hay que confundir amor con obsesión, ni con costumbre, ni con malestar. Quizás algo que se fuerza no merece la pena de seguir, algo así como la famosa frase "donde no puedas amar no te demores" . A veces no es el momento, ni la persona, ni el lugar.  A veces no estamos preparados o tenemos metas que cumplir primero.  O simplemente, a veces debemos entender que no da para más.
Es que tanto existe el amor como el desamor. Cuando dos personas deciden amarse hacen una especie de pacto en el cual ambos prometen cuidarse y dar lo mejor para el otro. En el momento que este pacto se rompe es ahí cuando se presenta el desamor: cuando a uno ya no le interesa darle amor al otro, hacerlo sentir especial, esforzarse para sostener su mano.  Y es aquí cuando volvemos a hablar del sufrimiento por una de las partes. A nadie le gusta sufrir, a veces es necesario soltar la mano primero de aquel que no se esfuerza por hacernos sentir mejor.
Nadie dijo que amar es fácil, el amor es algo que se constuye, algo totalmente imprevisto. No existen expertos en el amor. El amor es algo que se aprende y se sostiene porque se siente. Quien no sintió amor no podrá explicarlo. Quien sí lo sintió no dejará de sentirse identificado.

2 oct. 2015

Para vos

No sólo un compañero, sino un amigo, una persona con la que puedo tanto reír como llorar. Que lindo es que me acompañes en sentimientos, tan coincidentes y a la par, que me hagas sentir protegida. No imagino un camino sin tu mano sosteniendo la mía, un sendero sin esa hermosa sonrisa. Iluminás, con tu alma me iluminás, con tu sonrisa me deslumbrás, no quiero ni necesito nada más. Hoy te sujeto y no te pienso soltar, llegaste a mi vida para ordenarme, repararme, reinventarme y sacar lo mejor de mi, haces magia... De verdad.
Y yo tengo ganas de besarte infinitamente. Algo así como un beso eterno. En el cual quizás habrá  desencuentros o confusiones pero juntos las podremos remendar. Y lo sé: vos sabés cómo curar todo mal.
Nunca dejes de besarme así
Nunca dejes de mirarme así
Nunca dejes de sujetarme así
Nunca dejes de abrazarme así
Porque ese "así" es solo tuyo, es lo que te hace único, es lo que quiero para el resto de mi vida... es así como te elegí, como  me hacés feliz...

Y hoy estoy muy segura de dos cosas: todo lo superaremos juntos y

yo nunca dejaré de amarte así.

Seguidores