4 jun. 2017

Hay gente mala. Muy mala, gente que por un motivo de piel, sentimiento o personalidad, no te quiere. Y no solo le alcanza con no quererte, sino que también se da el gusto de lastimarte. Y no solo eso, sino que también intenta hacer que la gente que te rodea cambie de opinión sobre vos, se sume a criticarte y a alejarse... qué triste, no?
A veces esta gente ni siquiera te conoce en profundidad, ni siquiera sabe cuáles son tus deseos, qué es lo que te gusta, lo que te interesa, tus valores, tus sueños. Pero igualmente se da el lujo de criticarte, sin fundamentos, sin planteos creíbles, y simplemente porque no tiene con qué llenar su tiempo. 
Lo más triste es que a veces vos intentas hacer lo mejor por el otro, intentas cada día ser mejor persona, criticar menos, entender más, y tenes atrás a una persona que no para de querer reinsertarte en su mundo de peleas y agresiones. 
Por qué? Si no mereces esto, si no hiciste nada para que esto sea así. 
El problema está en que si sabes lo que sos, lo que vales y la cantidad de personas que te quieren y te rodean, por qué seguís preguntándote qué hiciste mal? Por qué seguís gastando energías en eso? 
La gente que te critica, que lo haga. Porque al fin y al cabo, en tu vida no aporta nada positivo, ni nada que te pueda hacer crecer. La gente que la sigue y se come sus versos, que lo haga, total es problema de esa gente, que vos quizás querías y se transformaron en lo que no eran: que te perdieron, alejándose. 
Es finalmente entender que, si vos no alejaste a estas personas de tu vida y decidieron hacerlo solas, debes aceptarlo. Porque al fin y al cabo, para qué forjar una relación que se sostiene de un sólo eslabón? Para qué seguir gastando energías en las personas que se la pasan criticando? 
Viví tu vida, sonreí, seguí con buen humor, contagiando a la gente con buenas vibras, intentá crecer cada día como mejor persona, dejá atrás aquellas personas tóxicas, que no hacen más que tener cara alargada, pasársela criticando a los demás y gastando energías en lastimar. 

Tu vida va más allá de todo eso, creeme. 

18 feb. 2017

Lo que mas me da miedo del querer es no poder. Ese intento fallido y constante. Eso que uno fuerza... en vano. Casi siempre sucede por esperar que algunas cosas pasen, y no pasan...
Y cuando se trata de personas, peor. Y si son personas que queremos, aun peor. 
Y si, me refiero a alguien. Alguien que no para de volar mi cabeza (en el buen sentido) pero también en todos los sentidos. 
Ese alguien al que quiero ver al despertar y besar antes de dormir, cada día, a cada instante. 
Ese alguien por el que daría todo pero también por el que me desilusiono. El que espero que me tome la mano y me ayude a dar mis pasos por la vida. El que espero que me cuide desde un lugar superior...
Por el que también lloro, por el que también me emociono, por el que también tiemblo al haberlo herido. 
El amor con él es eso: yo debo dar, él debe dar... porque sino no funciona...  Un amor en el que hay que esforzarse. En el que hay que luchar. En el que, las cosas, no quedan solo como están... en el que se debe trabajar día a día.
Para que no se deplore, ni tampoco se asfixie. Pero para que, sobre todo, se encuentre lo que ambos buscamos (o al menos yo busco): la serenidad. 

Y no es que no confíe, sino que tengo miedo, de que vuelva a pasarnos el estar tan alejados, el que vuelva a dificultarnos darnos un abrazo, tengo miedo de fallar y que mi esfuerzo haya sido en vano. Tengo miedo de que falles y llevarme desilusiones. Tengo miedo... pero no tengo miedo de amarte... porque eso nunca me dejó , tu amor nunca me dejó ( a veces desflorece, pero nunca me abandona). 

(...)(Y es por eso que lo seguiría intentando

hasta que hiera) 

9 nov. 2016

Cansada de que pienses que pase lo que pase todo va a estar bien, que piense lo que piense al fin y al cabo todo va a mejorar, que estes tan tranquilo si total todo va a ir por el buen camino. 
Vengo a contarte que no es asi, que todo tiene un punto limite, como por ejemplo que ahora yo este poco a poco con menos ganas de dar, de sentir, de "gastarme" por vos. Porque al fin y al cabo es eso, yo por vos, y vos por mi cuando? 
Todo sale de mi, todo proviene de mi, desde mi familia hasta mis amigos hasta mis propuestas mis ideas,... Siento que tu dia a dia junto a mi es el dia a dia de cualquier comodo, porque no cambias nada, es como si todo te conformara, como si no buscaras algo distinto, algo que le de sentido. 
Tengo miedo que justamente pase eso, que todo esto pierda sentido, porque cada vez siento menos ganas de poner de mi, y si no es de mi nada sale... es todo igual. Ya no se que pensar ni que sentir 

12 sept. 2016

No me involucres
En tus juegos tan perversos de querer tergiversar la realidad

No me involucres
En tus manías adictivas sospechosas de decretar

No me involucres 
En tus llantos cada noche luego de no dejar de divagar

No me involucres 
En tu piel como para que sienta lo que vos no podes callar

No me involucres
Porque no soy quien para tomar partido en esto
Porque ya no se lo que es cierto o incierto
Porque la verdad no quiero juzgar
Ni pensar
Ni puedo gritar, ni callar

No me involucres
Porque noche a noche día a día sueño con tus locuras
Porque ya no me interesa si sus brazos rozan tu cintura
Porque soy exenta a tomar todo tipo de postura
Porque lejos estoy de querer perder mi cordura

Por eso,no me involucres!
En tus juegos perversos de querer hacerme entrar
En un mundo tan pequeño donde no se puede estar
Entre un par de paredes que no pueden evitar
Escuchar los gritos fuertes que me provocas al hablar

Basta
De parecer tan nefasta
De hacerme sentir que sos la que contrasta
De creerme ser entusiasta de tus pensamientos, bassssta!

28 jul. 2016

Y ahora te tengo a vos. A una persona tan brillante,que me mira a los ojos y puedo ver su amor, mi amor, el amor que está rondando entre nosotros. Puedo sentir todo con vos, desde ternura hasta el sentimiento más lindo del amor, con vos voy aprendiendo (poco a poco, pero voy aprendiendo) que me pueden querer bien, que el amor verdadero existe, que todavía hay personas con corazones de oro, y que vos sos una de ellas.
Que cuando me apoyo en tu brazo siempre me devuelvas un beso, y que por más enojado que estés por las pavadas que hago, me demuestres que todavía te puedo sacar una sonrisa. 
Que con vos haya aprendido que me puedo reír más de lo que creía. Que cuando te rías me agarren escalofríos. Que me hagas sentir tanto el amor, que haya aprendido tanto a amarte así.
Que después de haber sufrido tanto me tomes la mano y me prometas no soltarla por nada en el mundo. Que me aceptes como soy y que confíes en mi. Que seas tan vos, tan único, tan lindo en todo sentido. Que con vos pueda ser yo! 
Que me respetes, que me protejas, que me hagas sentir cuidada, acompañada. Que me banques mis locuras. Que me acompañes aún cuando estoy súper irritable.
Que te hayas apoyado en mi. Que me hayas dado ese lugar. Que en tu corazón esté yo. Que en mi corazón estés vos. Que nunca te vayas. 
Que siempre estemos así de juntos, que el amor persista siempre de esta manera. Que tus ojos nunca me dejen de mirar así, porque juro que muero.

Vos perdiste

No sé hasta qué punto perdí tanto. 

Porque yo intenté amar, ser amada,hacer las cosas bien aun así con todos los defectos que tengo, porque no admito ser perfecta, pero quien sí perdió acá fuiste vos. Perdiste, una vez más, como lo vas a seguir haciendo hasta el sagrado día en que cambies. 
Una persona como vos, con doble cara, manipuladora, no merece tener a alguien como yo a su lado. Por eso ¿quién perdió? Vos. 
Vos me perdiste a mi, que estaba dispuesta a dar todo. Y no soy ninguna tonta por caer en tus mentiras, soy simplemente una persona inocente, una más si se querría decir, que cayó en tu juego e intentó cambiarlo. Quise ayudarte,pero nunca se va a poder si no empezás ayudándote vos mismo.
No mereces tampoco que te llore. Ni que te lamente, ni capaz siquiera que te tenga bronca. Porque acepto (no comparto) tu manera de ser con las personas que decís querer. Me quedo tranquila que dí lo mejor de mi por una relación sana. Me quedo tranquila de que yo todavía puedo ser sana y construir cosas mejores sin tenerte a mi lado.
Gracias por hacerme todo lo que me hiciste. Porque aunque fue horrible, me ayudó a crecer. A vivir lo que sé rotundamente que no quiero vivir más. Y a tiempo. ¿Te asombrás? Puede ser, porque quién sacaría algo bueno de esa relación, pero yo soy consciente de que aprendí, llorando pero aprendí a quererme un poco más, a valorarme, a entenderme, crecí como persona, maduré y hoy en día valoro mucho más a quien tengo al lado. Sé querer bien, cuando me doy cuenta de que me quieren bien. 
No busco más donde sé que no hay nada que buscar. No quiero saber más nada con promesas sin cumplir, con mentiras, con revoleos. Con sentirme menos, despreciada, tomada de estúpida. Con que me tomen cuando quieran, me dejen cuando quieran, me tengan a su disposición. Con que me manipulen, no quiero saber más. 

30 jun. 2016

cuando. cuando la tristeza hace a las mejores lineas. cuando el sufrimiento y el paso entre el saber y no el saber que sentir ni que decir es tan profundo. cuando sabes que si no sos vos quien te cuida nadie lo hace. a menos que alguien quiera. y asi seguis. buscando ese ser que mas alla de importarle si mismo le importes vos. como si fuera facil, cuando vos misma sabes como sos.
pero el abismo y la tristeza superan todo aquello que pueda hacerte sentir bien. no querés controversias ni cambios de motivo. el no preocuparse no tiene un motivo. ni una excusa. ni una justificación. si vos querés, amas, amas con todo. no solo con una pizca, dando aquello que el otro espera recibir. sino amar, amar a tu manera, de forma contundente, que retumbe, que hasta el alrededor lo sienta.

ni un minuto mas me quiero sentir desquerida. ni dos segundos mas a sentirme descuidada. porque eso arruina. el alma. el corazón y hasta la expresión que dia a dia te acompaña por la calle. se nota. la gente lo nota.

29 may. 2016

Uno

El estudio estaba frío... eran pasadas las diez de la noche. Ella se sentó en su sofá, tomó un sorbo de café y suspiró. No podía creer que el teléfono todavía no sonaba. Y es que no iba a hacerlo, pensaba, si ya era demasiado tarde, si quizás no se atrevía a hacerlo... Se consuela. Mirando hacia la ventana, la luna brilla en su inminente soledad. Intenta distraerse.
Al rato, abre su cuadernillo y lee las anotaciones del día anterior. Casos y casos que no dejaban de agotarla. La tensión y la desesperación por resolver problemas ajenos se estaban apoderando de ella. Somnolienta, se levantó hacia su dormitorio. Prendió su velador y agarró el primer libro que encontró para luego tener compañía al acostarse. 
Llegadas las once, decide no esperar más y conciliar el sueño, pues la semana y sus meras obligaciones iban a tocar su puerta al día siguiente. 

La mañana era lluviosa. Marga abrió lentamente sus ojos y pudo divisar un leve rayo de sol proveniente de la ventana. Bostezó.

Bajó las escaleras y se preparó un café. En el primer trago el teléfono sonó. Sin volcarse, Marga corrió a atender. Y finalmente llegó.

-Hola ¿Con la Lic. Marga Echevarria?
-Si, ella habla.
-Soy Fausto Kohl, la doctora Carrasco me env...
-Si, sí... me comentó. ¿Cuándo querés que arranquemos? -Marga estaba entusiasmada
-Eh... no sé ¿Este martes temprano?
-OK. Martes 9hs te espero en mi consultorio.

Al colgar el teléfono, sonrió. Pensó que ella no iba a ser la elegida para tomar este caso, y sin embargo así fue. Juntó todos sus apuntes y comenzó a leer. Quería saber cómo tratar a un paciente de semejante personalidad. No cualquiera tiene la oportunidad de atender a un famoso recién salido de un hospital psiquiátrico.

13 mar. 2016

Dichos del alma

En un instante supe que no necesitaba nada más. Que quizás andaba hurgando en una superficie inútil, en donde no iba a encontrar absolutamente nada favorable. 
A veces me sucede, que me empecino en las situaciones,actos o pensamientos que en el fondo sé que me hacen mal. Algo así como si me dejara controlar por alguien más,que soy pero a la vez no soy yo. Dejo que mi inconsciente impulsivo decida por mi, cuando es en realidad mi noción la que me debería estar guiando en este momento (y casi siempre)...
Mi cabeza es un nudo. Pero no un nudo de esos fáciles de desatar. Tengo uno y mil pensamientos que se entrecruzan y al fin y al cabo no se llega a nada. Es por eso que suelo precipitarme tan seguido, suelo sacarme de quicio... y tengo poca paciencia. ¿Qué me sucede? Si en el fondo yo sé qué es lo que quiero para mis días, para mi vida. Quiero ser feliz, debo librarme absolutamente de todos esos pensamientos superficiales y poco necesarios.
Soy también consciente de que todas las personas decimos "quiero ser feliz" cuando en realidad quizás ya lo somos, pero nos dejamos inundar por pensamientos que nos hacen infelices. Quizás malos recuerdos, quizás inseguridades, preocupaciones, deberes. De veras nos olvidamos de lo que en verdad importa... Y qué tonto suena, que un pensamiento pueda generar todo eso, que una persona no pueda ser capaz de controlarse, que nos preocupemos más por lo que pasó, por lo que pasará, que por lo que está pasando...

12 feb. 2016

No quiero saber de tiempos. Ni de horarios. Sólo quiero tranquilidad.
En un paisaje tranquilo, azul, de tarde... en donde pueda sentir paz. 
Siento que me falta, que no la tengo, que no puedo alcanzarla.
Y sé que no hay culpables, eso lo tengo bien en claro, hay algo dentro de mi que no funciona bien.
Quiero encontrar esa salida. Sé que depende de mi. De nadie más. Pero estoy cegada, negada, atosigada. 
Es una fuerza interior la que necesito, la fuerza de voluntad, en donde pueda controlarme y así no dejarme llevar. No quiero alejar a quienes quiero por más que parezca. No es eso lo que busco sino el sacar los rencores que de verdad tengo y poder cambiar. Cambiar para mejor, para dejar de lamentarme por lo que me pasó, y empezar a pensar en lo que se viene. Que a la vez sé que son cosas hermosas. 
Que a la vez sé que encontré esa persona.
Que sé también que no quiero desperdiciarla. Por más que parezca que intento alejarla.

Tengo esa costumbre de aniquilar lo que quiero. Porque quizá no creo en el amor, y cuando todo esta al cien por ciento bien, desconfío. Y cualquier pieza que pise en falso se torna un caos para mi.
Pero de una vez tengo a alguien que sabe valorarme, a pesar del terrible desastre que soy. Por ende tengo que aprender a lidiar con esa persona que tanto quiero. Pero el problema no es la persona sino mis vivencias, que hacen que todo sea más difícil. Una mínima pizca de retrogrado o recuerdo al pasado y ya no quiero saber más nada. 
Sí, sí... soy muy extremista.

Siempre suelo decirle esto a las personas: ¡¡¡¡basta de maquinear!!!! y este es mí tiempo de dejar de hacerlo.

r e l a j a r 

31 ene. 2016

Y despertaré.
Quizás a la una, a las diez tal vez.
Pero con vos en mi cabeza, con tu esencia en mi ser.
Despertaré junto a tu piel radiante que brilla amanecer.

Y en la mañana pienso que sin tanto luzco, que con poco entiendo.
Que en tus ojos yo me encomiendo.
Que la raíz de tu tez no entiende de apuros.
Que el resonar de tu alma sabe qué clase de amor te juro.

No quiero tiempos ligeros, ni amor malgastado.
Tus manos quiero sobre mi cabello despeinado.
Tus besos miel, mi flaqueza cruel.
En tu pecho suave voy a desvanecer.

17 ene. 2016

ése lugar.
tan bonito, tan único, tan incondicional que me das.
el lugar que nunca jamás me dió alguien más.
el lugar que siempre voy a cuidar sin poder desperdiciar.

ésos ojos.
tan color café que sigo diciendo me vuelven loca.
tan dulces como el sabor de tu boca.
orgullosa de saber que a mí me tocan.

nunca pensé que iba a conseguir el lugar que tengo hoy,en el corazón de otra persona. siempre fue un lugar que quise, obviamente, porque es tan brillante que no puedo evitar sonreír. el saber que poseo un corazón gigante en mis manos me llena de alegría, el poder cuidarlo, aunque a veces con mi torpeza estropearlo. 

siempre, siempre quiero conseguir estar a tu lado. nunca lejos, porque es en tus brazos que me siento protegida como nunca antes me sentí. se que siempre va a haber un mañana, sin importar si hay alguna disparidad. vos siempre harás lo imposible para que yo esté bien, como yo siempre lo hago por vos. 

orgullosa es poco de tener día a día esos brazos que me sostienen, que saben al cien por ciento que soy propensa a caer, pero siempre mantienen esa fortaleza.

hoy me siento mujer, porque al lado tengo un hombre. un hombre que sabe como tratar a una mujer, que sabe cuidarla, protegerla, hacerla feliz. y creo, es lo que cualquier mujer desearía tener.
 

+

Muchas veces creo que, al no poseer el mejor ejemplo de amor, voy a tropezar cien mil veces hasta conseguir ser estable. Y es verdad,nadie lo puede negar. El estereotipo que uno posee siempre cataloguiza a la persona en una relación... Pero juro que a tu lado las cosas son diferentes. Me ayudas a sacar lo mejor de mi, aunque a veces me cueste muchísimo. Y si bien hay veces que soy una loca de remate de esas que merecen estar en un manicomio (y vos lo sabés, si lo estás leyendo sonreís), vos siempre estas ahí para reaccionar de la manera exacta.

Sé que soy una persona difícil, lo se perfectamente, porque nunca puedo estar en un humor constante, soy muy cambiante... Pero admiro tu manera de sobrellevarlo, de hacerme sentir cómoda aunque me sienta incómoda (qué complicada, no?)

Gracias por llegar a mi vida y hacer de mi día a día mucho mas feliz. Porque con tu sonrisa podés alumbrar hasta un desierto en plena noche....

28 dic. 2015

Hay personalidades que son simplemente incompatibles. Uno puede forzar una relación, una amistad, pero cuando no hay complemento, el vínculo se rompe. Uno puede ser lo más persuasivo e insistente, pero por más ganas que haya de seguir, es señal de que es tiempo de parar.
No queremos dar sin recibir, eso está claro. Y muchas veces no es que damos de más, sino que la otra persona no valora lo que hacemos. Aunque por más favores que hagamos no debemos esperar recibir los mismos. Una amistad debe ser desinteresada, pero no al extremo.
Hay límites base. Por ejemplo, el preocuparse por el otro: una persona que no se preocupa por otra no merece vincularse de manera afectiva, eso esto también está claro. Ahora, si no existe reciprocidad, difícilmente pueda existir relación. 
Son cosas que deben ser entendidas, porque quizás uno se amarga o decepciona ante el poco interés de la otra persona en vez de darse cuenta que la situación no da para más. No queremos ser despreciados, tampoco sentirnos solos, ni dejados de lado.
A veces puede doler o molestar, pero hay miles de personas en el mundo por conocer y poder llamar "amigos". También hay otras, que quizás contándolas con los dedos de la mano alcance y sobre, que son los amigos verdaderos. Se sabe que en la vida va a haber personas que vienen y se van, pero otras que permanecen para siempre. Y es de ésas personas que nos debemos sostener...

20 nov. 2015

El saciable hecho de una infeliz inmortalidad.

Recorría calles vacías. Ya no sabía en dónde se encontraba, era tal el desconcierto que ni una intuición podía guiarla. Ella, siempre tan insegura, entrelazaba sus dedos en las raíces de su cabello, a modo de desesperación. No encontraba nada que la dirigiera, ni nadie que le sugiriera hacia dónde orientarse.
Era el viento, que la mantenía loca, y no loca nerviosa, sino loca desesperada, intentando refugiarse en un mundo vacío. Si, vacío porque ella ya no creía en nada, ni en nadie... se sentía vacía. En semejante situación desesperó. Intentó correr pero ahora eran sus piernas quienes la detenían. No podía creerlo, que su propio cuerpo la limitara, tal como si sus sentimientos no concordaran con las órdenes enviadas por su cerebro.
Ya desconcertada, miró al cielo: el ocaso caía sobre la tarde helada. Sin poder soportarlo, suspiró. Ya no encontraba salida, su cabello comenzaba a deteriorarse, el viento la despeinaba, ella se largó a llorar.
Era su llanto, que desarmaba. Tanta congoja llevaba dentro, no podía controlarse. Como siempre, embroncada, se arrancó mechones de pelo. Ya nada le importaba. Era tal la ira, la desilusión, que nada podía frenarla. Lloraba, miraba al cielo, volvía a llorar.
A lo lejos de la carretera, ya de noche, se prendió una luz. Ella sentía que el viento disminuía. Ató su cabello rizado y comenzó a caminar. Ahora sí podía hacerlo, se sentía extraña. Y no extraña porque ya podía caminar, sino extraña de corazón, algo sentía y no sabía qué.
La luz la esperaba. Estaba ahí, como buscando que ella la alcance. Ella no creía que iba a poder lograrlo. Y claro, si toda su vida había sido pausada, inconstante, infeliz. Caminaba, caminaba y poco a poco se sentía más aliviada. Ya había señales de que no estaba sola. De que al menos, una luz la acompañaba. Y para ella, esa luz era algo bueno, algo que brillaba tanto lejos como cerca.
Iluminada y con su cabello ya recogido, no pudo evitar encandilarse. Detrás de tanta oscuridad era imprescindible no ilusionarse. Al llegar, hubo un mínimo gesto que la impactó. Esa luz ya no era lo que parecía, era más: era profunda, amarronada, con un círculo tan negro que le llamó la atención. Al mirarla ella se sorprendió, no podía creer lo que había encontrado. Poco a poco comenzó a sentir que su alma regresaba a su cuerpo que andaba ido, perdido en una calle sin final. Miraba tanta profundidad que se sentía obligada a acelerar. La luz se enfrentó a ella, y en un cuarto de segundo, parpadeó. Fue ahí cuando comprendió que, la infinidad existía en dos ojos, los cuales por el resto de su vida, la incitaron a seguir adelante.

6 nov. 2015

Tu manera de sonreír. Tu mirada sincera, esos ojos color café, esa simpatía que transmitís. Tus abrazos y la manera en que me acaricias, la manera en la que me miras, me quiero quedar justo ahí.
Nunca conocí alguien que tenga tanta transparencia en su mirada, que con sólo ver sus ojos también pueda ver su enorme corazón. Enamorada de tus sentimientos nobles y cien por ciento verdaderos.
Es el saber que estas ahí, que estarás ahí, que el lugar que tenes en mi vida no va a ser ocupado por nadie más. El querer un futuro junto a vos, porque sos vos quien me amarra y me ayuda día a día a "ser yo". Un apoyo incondicional que siempre necesité, el saber que puedo hacer lo que quiero de la mano de quien amo.
Gracias por esas sonrisas increíbles de mañana, de tarde, de noche... por siempre la predisposición ante el caos, por tener la increíble capacidad de hacerme feliz siendo vos mismo. Y primero, ante nada, gracias por hacerme tan feliz como nunca nadie antes lo hizo.
Si bien cada uno arrastra sus miedos, al día de hoy soy capaz de decir que sos la persona que mejor supo curarlos, que mejor sabe hacerme sentir segura de que lo que tengo no lo voy a perder, que es completamente mío y que lo va a seguir siendo por más distanciamiento que haya. Quiero crecer con vos, porque sé que sos lo mejor que pude haber conocido, la persona que tanto me sorprende por lo igualita que es a mi, y con las mínimas diferencias me sabe complementar como nunca nadie lo supo hacer.
Si hoy llevo una sonrisa de oreja a oreja es porque vos la generás. Agradecida de sostener la mano de un hombre con todas las letras, emocionada por sentirme tan querida.

Te amo hoy, mañana, pasado, tras-pasado,...

6 oct. 2015

Cuesta tiempo entender que unas palabras bonitas no siempre salen del corazón.
Que unas manos tibias no siempre son sinceras.
Que un abrazo no siempre es desinteresado.

Una vez pensé que el amor era lo que uno sentía por el otro. Es decir, el sentimiento que yacía en un sólo corazón y la entrega al cien por ciento de un sólo alma.  Qué absurdo, de esta manera nadie podría verdaderamente AMAR, porque para amar no sólo importan los sentimientos de uno, sino también del otro. Si el amor fuera únicamente unilateral se transformaría en un sentimiento egoísta, rencoroso, abrumador. Uno mismo es consciente que para amar se necesitan dos almas.  Pero decir "dos almas" no es referirnos a dos personas comunes y corrientes, sino dos seres que sepan entregarse y respetarse. Porque al fin y al cabo, el amor  sin respeto no es amor verdadero.
Qué clase de amor es aquel que deja paso al sufrimiento? Es un mito creer que el amor lleva a sufrir.  Dos personas enamoradas no sufren. Hacer sufrir al otro no es quererlo, como también dejarse hacer  sufrir es no tener amor propio.
Y de aquí las mil cosas que se confunden con amor.  No hay que confundir amor con obsesión, ni con costumbre, ni con malestar. Quizás algo que se fuerza no merece la pena de seguir, algo así como la famosa frase "donde no puedas amar no te demores" . A veces no es el momento, ni la persona, ni el lugar.  A veces no estamos preparados o tenemos metas que cumplir primero.  O simplemente, a veces debemos entender que no da para más.
Es que tanto existe el amor como el desamor. Cuando dos personas deciden amarse hacen una especie de pacto en el cual ambos prometen cuidarse y dar lo mejor para el otro. En el momento que este pacto se rompe es ahí cuando se presenta el desamor: cuando a uno ya no le interesa darle amor al otro, hacerlo sentir especial, esforzarse para sostener su mano.  Y es aquí cuando volvemos a hablar del sufrimiento por una de las partes. A nadie le gusta sufrir, a veces es necesario soltar la mano primero de aquel que no se esfuerza por hacernos sentir mejor.
Nadie dijo que amar es fácil, el amor es algo que se constuye, algo totalmente imprevisto. No existen expertos en el amor. El amor es algo que se aprende y se sostiene porque se siente. Quien no sintió amor no podrá explicarlo. Quien sí lo sintió no dejará de sentirse identificado.

2 oct. 2015

Para vos

No sólo un compañero, sino un amigo, una persona con la que puedo tanto reír como llorar. Que lindo es que me acompañes en sentimientos, tan coincidentes y a la par, que me hagas sentir protegida. No imagino un camino sin tu mano sosteniendo la mía, un sendero sin esa hermosa sonrisa. Iluminás, con tu alma me iluminás, con tu sonrisa me deslumbrás, no quiero ni necesito nada más. Hoy te sujeto y no te pienso soltar, llegaste a mi vida para ordenarme, repararme, reinventarme y sacar lo mejor de mi, haces magia... De verdad.
Y yo tengo ganas de besarte infinitamente. Algo así como un beso eterno. En el cual quizás habrá  desencuentros o confusiones pero juntos las podremos remendar. Y lo sé: vos sabés cómo curar todo mal.
Nunca dejes de besarme así
Nunca dejes de mirarme así
Nunca dejes de sujetarme así
Nunca dejes de abrazarme así
Porque ese "así" es solo tuyo, es lo que te hace único, es lo que quiero para el resto de mi vida... es así como te elegí, como  me hacés feliz...

Y hoy estoy muy segura de dos cosas: todo lo superaremos juntos y

yo nunca dejaré de amarte así.

10 ago. 2015

Un sinfín de sentimientos.

De aquellos que intenté guardar pero hoy me di cuenta que no pude.

El entender que, aquella persona que hace tiempo creía irreal hoy es tangible, palpable, y única. Que puedo besar sus labios sin luego escuchar reproches. Que puedo regalarle mil sonrisas sabiendo que luego no se transformarán en lágrimas. Que puedo decir, actuar, caminar tal cual yo quiera, pero a la vez a su lado. Que tengo su amor incondicional garantizado.
Que de verdad, no la creía real. Que en verdad, me cuesta creer todavía su transparencia. Su bondad, su increíble alma millonaria, su corazón de oro, su mirada empírica. Que a veces la felicidad es tan desconfiada, parece mentira poder estar tan bien al lado de alguien, poder reír más que quejarme.

Sos vos. Es tu manera de ser que me atrapa y me obliga a seguirte. Me llevas por un mundo de colores brillantes, en el que todo me asombra, en el que todo es nuevo para mi. Estupefacta mi mirada cuando me robas las palabras del pensamiento, feliz de ser tan compatibles, de que seas vos quien está sosteniendo mi mano. 
Y ni hablar de soltártela. Nunca lo haría. Una vez encontrada una persona como vos, habiendo sufrido todo lo que sufrí, nunca podría soltar tu mano. Me siento como una niña entrando a un castillo de princesas, feliz y super convencida que es aquí donde me quiero quedar.

Porque algún día hubo gente que sacó lo peor de mi (ese lado oscuro y "demoníaco" de mi alma), estoy segura que con vos eso nunca sucedería. Me haces reír, disfrutar, querer abrazarte y besarte todo todo el tiempo. Me haces sentir a m o r d e v e r d a d.

21 jul. 2015

Creo que eso que llaman familia a veces es tan difícil de llevar. No siempre uno se siente parte, a veces sucede todo lo contrario y cuando es así lo único que uno quiere hacer es correr lejos e independizarse sea como sea. Es lo más triste, pero se siente que la estabilidad que podría llegar a concretarse en comunidad es nula.
No siempre es de tal palo tal astilla, no siempre el origen es igual al resultado. Hoy me siento diferente y con ganas de partir lejos, dejar atrás aquellas actitudes que me mal forman y poder ser yo misma. Acarreamos tantos defectos de nuestros familiares, copiamos actitudes que, inconscientemente nos llevan al mal, y, que yo sepa, nadie quiere estar mal.
Vivir en discusión no es sano, a veces hay que aceptar las diferencias con las que uno convive y no lo llamo conformismo, sino madurez. Pero muchas veces esas diferencias irrumpen tan fuertemente que uno saca lo peor de adentro. No tendría que ser así, para nada, pero es con lo que uno lidia día a día.
Quien ya vivió más de veinte años es propenso a tener su personalidad bien definida, y rara vez cambie sus actitudes. Uno no puede pretender cambiar al otro, sí puede cambiar sus actitudes en torno al otro. 
Entonces, frente a cada diferencia uno debe separarse de la situación y pensar ¿es esto en verdad un mal necesario? Y no. Uno no debe "hacerse mala sangre". La familia es la familia. No siempre nos toca la mejor, y así sucede con cualquier ámbito en el que tengamos que subsistir.
Uno debe estar orgulloso de la personalidad que uno formó, y más si era la familia que estaba errada. Uno debe independizar su ser, aunque la dependencia sea necesaria para vivir, no debe ser algo de lo que no podríamos salir.

5 jul. 2015

Tus ojitos oscuros y achinados... frente a los míos. Es una tarde fría, pero estamos juntos. Vos me abrazás, me mimás. Yo entrelazo mis dedos en tu cabello, mientras sonrío.
Y sí, sonrío. Porque no puedo creer el tenerte cerca, el poder tocarte, el saber que la razón de tu alegría soy yo. Que me des ese lugar. El saber que nadie me lo puede robar.
Esa confianza interminable que te tengo, lo cómoda que me hacés sentir. Cómo me deseás. Cómo te beso. Lo que te quiero se funde en lo inmenso. Me derretís. Me hacés temblar. Tenes la receta exacta para hacerme vibrar.
Tu sonrisa, tan radiante y adictiva, tu actitud abierta, tus sentimientos nobles, tus ojitos. Qué lindos ojitos. No quiero nada más.
Una mirada y mil escalofríos. El tenerte, el abrazarte, el saber que sos mío. Y el saber que me cuidás. Como nunca antes nadie lo hizo.
Una mueca y ya sabés cómo estoy, qué me pasa, qué sentí. Tus perdones sinceros, tus enojos momentáneos tiernos y celosos. Mis ganas de besarte y no soltarte más. El calor de nuestros cuerpos si bien es invierno. Nuestro amor por la lluvia, por la comida, por las series. El querernos cuidar, el sentir tanto en tan poco tiempo. El te amo que se escapó, los mil millones de te quiero.
Te valoro hoy y siempre. Te admiro porque nunca conocí alguien igual. Sos millonario de alma, y por siempre siempre siempre


te quiero amar

Seguidores