2 feb. 2013

Todo cambia y con el tiempo se deteriora. Contradicciones varias y parecemos otra persona muy diferente a la que fuimos. Los pensamientos cambian, también los gustos, las opiniones... Y simplemente te sentís diferente, querés borrar todo eso que fuiste y hoy ser lo que crees ser. 
Ves tu pasado y lo querés dejar tan atrás que, temés volverlo a encontrar. No porque no guste, sino porque ya no pertenece. Te ves diferente, y sentís que hoy no es el espejo quien cambió, fuiste vos. Comenzaste a ver en él lo que antes querías, ahora todo lo tienes. Te sientes feliz, pero estás propensa a cambiar. Como todo se trata de lo mismo, un círculo vicioso de cambios nos rodea a todos nosotros.

Seguidores