26 may. 2011

Aprovecha el día, no dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte. No abandones tus anciaas de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y los buenos actos pueden cambiar el mundo. Porque paso lo que pase, nuestra esencia debe permanecer intacta.
La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte e protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra no pierdas la direccion y aférrate para mantenerte de pie. No caigas en el peor de los errores: el silencio continuo, la soledad y el egoísmo de pensar que puedes solo y que nadie lo hará mejor que tu.
No dejes de soñar, porque solo en suemos puedes ser completamente libre del hombre. No te resignes ante la tencion, huye. Valora la belleza de las cosas simples. No traiciones a tus creencias. Disfruta del panico que provoca tener la vida por delante, vívela intensamente sin mediocridades.
Piensa que en ti esta el futuro y encara tu tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte, enseña a quienes siguen tu camino. No olvides que el camino lo transitas en compañia; ayuda a los demas a caminar por la vida, vive la vida como hay que vivirla.
 ¿Cómo? viviéndola.

Seguidores