4 jun. 2017

Hay gente mala. Muy mala, gente que por un motivo de piel, sentimiento o personalidad, no te quiere. Y no solo le alcanza con no quererte, sino que también se da el gusto de lastimarte. Y no solo eso, sino que también intenta hacer que la gente que te rodea cambie de opinión sobre vos, se sume a criticarte y a alejarse... qué triste, no?
A veces esta gente ni siquiera te conoce en profundidad, ni siquiera sabe cuáles son tus deseos, qué es lo que te gusta, lo que te interesa, tus valores, tus sueños. Pero igualmente se da el lujo de criticarte, sin fundamentos, sin planteos creíbles, y simplemente porque no tiene con qué llenar su tiempo. 
Lo más triste es que a veces vos intentas hacer lo mejor por el otro, intentas cada día ser mejor persona, criticar menos, entender más, y tenes atrás a una persona que no para de querer reinsertarte en su mundo de peleas y agresiones. 
Por qué? Si no mereces esto, si no hiciste nada para que esto sea así. 
El problema está en que si sabes lo que sos, lo que vales y la cantidad de personas que te quieren y te rodean, por qué seguís preguntándote qué hiciste mal? Por qué seguís gastando energías en eso? 
La gente que te critica, que lo haga. Porque al fin y al cabo, en tu vida no aporta nada positivo, ni nada que te pueda hacer crecer. La gente que la sigue y se come sus versos, que lo haga, total es problema de esa gente, que vos quizás querías y se transformaron en lo que no eran: que te perdieron, alejándose. 
Es finalmente entender que, si vos no alejaste a estas personas de tu vida y decidieron hacerlo solas, debes aceptarlo. Porque al fin y al cabo, para qué forjar una relación que se sostiene de un sólo eslabón? Para qué seguir gastando energías en las personas que se la pasan criticando? 
Viví tu vida, sonreí, seguí con buen humor, contagiando a la gente con buenas vibras, intentá crecer cada día como mejor persona, dejá atrás aquellas personas tóxicas, que no hacen más que tener cara alargada, pasársela criticando a los demás y gastando energías en lastimar. 

Tu vida va más allá de todo eso, creeme. 

Seguidores