18 feb. 2017

Lo que mas me da miedo del querer es no poder. Ese intento fallido y constante. Eso que uno fuerza... en vano. Casi siempre sucede por esperar que algunas cosas pasen, y no pasan...
Y cuando se trata de personas, peor. Y si son personas que queremos, aun peor. 
Y si, me refiero a alguien. Alguien que no para de volar mi cabeza (en el buen sentido) pero también en todos los sentidos. 
Ese alguien al que quiero ver al despertar y besar antes de dormir, cada día, a cada instante. 
Ese alguien por el que daría todo pero también por el que me desilusiono. El que espero que me tome la mano y me ayude a dar mis pasos por la vida. El que espero que me cuide desde un lugar superior...
Por el que también lloro, por el que también me emociono, por el que también tiemblo al haberlo herido. 
El amor con él es eso: yo debo dar, él debe dar... porque sino no funciona...  Un amor en el que hay que esforzarse. En el que hay que luchar. En el que, las cosas, no quedan solo como están... en el que se debe trabajar día a día.
Para que no se deplore, ni tampoco se asfixie. Pero para que, sobre todo, se encuentre lo que ambos buscamos (o al menos yo busco): la serenidad. 

Y no es que no confíe, sino que tengo miedo, de que vuelva a pasarnos el estar tan alejados, el que vuelva a dificultarnos darnos un abrazo, tengo miedo de fallar y que mi esfuerzo haya sido en vano. Tengo miedo de que falles y llevarme desilusiones. Tengo miedo... pero no tengo miedo de amarte... porque eso nunca me dejó , tu amor nunca me dejó ( a veces desflorece, pero nunca me abandona). 

(...)(Y es por eso que lo seguiría intentando

hasta que hiera) 

Seguidores