21 oct. 2011

Aunque a veces cueste, aunque a veces no sea lo conveniente, siempre hay que decir lo que pensamos. No mentir únicamente para que nuestra respuesta sea correcta, aceptable, en vez de criticada por los demás. Dar tu opinión, sin miedo al no ser aceptado, sin miedo a que piensen distinto. Decir lo que te gusta y lo que no, porque al fin y al cabo sobre gustos no hay nada escrito. Si te critican tus opiniones, gustos, pensamientos, no debes alarmarte. Es normal, la gente a veces no sabe lo que dice. No sabe que en realidad las personas somos todas diferentes y pensamos diferente. Tú debes demostrarte tal y cual eres. Si te piden una opinión, no la ocultes.

Seguidores