24 may. 2011


Los hombres ya no saben que decir, que pensar.. Cambian de parecer de un día para el otro, sin motivo ni razón. Un día dicen algo, al otro lo contrario... ¿Quien los entiende? Te ilusionan, te hacen reír, llorar, sonreír, te desilusionan... Pero, ellos no son nadie para controlarnos. Siempre nos tienen rendidas bajo sus pies, con su tan simple y cotidiano ''chamuyo'', el cual todas odiamos y amamos a la vez. Son raros, extraños, te confunden todo el tiempo, y lo único que terminamos obteniendo en varias ocaciones es tristeza y sufrimiento. 
Pero, ¿cuál vendría a ser la solución?, muchas de nosotras nos cuestionamos reiteradas veces. Yo creo que lo único que cambiaría esta realidad sería el rechazo, el serles indiferente. El no mostrar mucho interés y no estar pendiente de ellos. Sólamente dejarlos actuar por sí solos, sin que nos manejen. ¿Sería eso posible? Obviamente, todo es posible si uno se lo propone en el momento y lugar exacto. Entonces, seamos fuertes, seguras de lo que vamos a hacer, y nunca dudar o demostrar tristeza ante ellos. Que se den cuenta de que no son tan importantes como parecen.  Demostrémosles la realidad, nosotras podemos.

Seguidores